Get Adobe Flash player

Terapias de choque para tu piel después del sol

Terapias de choque para tu piel después del solDespués de tomar el sol, sobre todo si se ha pasado una temporada prolongada de exposición o cuando se vive en climas secos, la piel necesita una serie de cuidados especiales.

Aunque adquiramos un bonito tono moreno, es posible que detrás de ese color tan apetecible se encuentre un cutis seco y rugoso. Una de las consecuencias más inmediatas de estos efectos colaterales sin tratar es el envejecimiento prematuro. Sigue leyendo

Las bondades de la rosa de mosqueta para nuestra piel

Las  bondades de la rosa de mosqueta para nuestra pielLa potencia regeneradora de la rosa mosqueta es solo una de sus muchas virtudes. Según un estudio de la Facultad de Química y Farmacología de la Universidad de Concepción en Chile, el aceite de este arbusto atenúa de forma muy visible las cicatrices y arrugas, además de que contribuye a revitalizar la piel.

Sigue leyendo

Cómo tratar las manchas de la edad en el rostro

Cómo tratar las manchas de la edad en el rostroA partir de los 30 años suelen empezar a aparecer antiestéticas manchas similares a las pecas, aunque algo más grandes y con relieve. A nivel médico no hay que alertarse: son unos cambios perfectamente normales, que no acostumbran a derivar en malignos. Lo que ocurre es que afean el aspecto de la piel; pero eso, afortunadamente, tiene remedio.

Sigue leyendo

Cosmética natural y alimentos que hacen perdurar nuestro bronceado por más tiempo

Cosmética natural y alimentos que hacen perdurar nuestro bronceado por más tiempoConseguir un bonito bronceado cuesta, en algunos casos, bastante esfuerzo. El poco tiempo disponible para ir a tomar el sol o tener una piel clara que lleva su propio ritmo son motivos suficientes para, una vez conseguido el moreno, hacer lo posible porque nos dure el máximo de tiempo.

Sigue leyendo

Cómo mejorar la elasticidad de la piel

Cómo mejorar la elasticidad de la pielLa piel se resiente con el paso del tiempo, es inevitable. Los procesos de renovación de van haciendo cada vez más lentos y la textura y buena apariencia de antaño comienza a flaquear.

Lo que sí podemos hacer es adquirir una serie de buenos hábitos para ralentizar el proceso y restaurar el volumen perdido.

Sigue leyendo