Get Adobe Flash player

Cómo reforzar nuestra piel contra los rayos UVA y UVB

Cómo reforzar nuestra piel contra los rayos UVA y UVB

Las alteraciones en el clima que se están produciendo a nivel global traen consecuencias poco agradables para nuestra piel.

La sobrexposición al sol y la falta de uso de la protección adecuada son las principales causas que se atribuyen a los problemas dermatológicos. Por eso, protegerse de los rayos solares para evitar su efecto dañino es básico para llevar una vida saludable.

Rayos UVA y UVB

Los rayos solares o rayos ultravioleta se clasifican en varios tipos. Estos son a los que hemos de prestar más atención para cuidarnos:

  • Los UVB o de onda media, aunque son absorbidos en parte por la capa de ozono, tienen capacidad suficiente para llegar a la tierra y son más dañinos. Son los culpables de que aparezcan quemaduras cutáneas y aumentan a la hora del mediodía. Sabes que están ahí cuando notas un calor tan intenso que quema.
  • Los UVA poseen la radiación solar menos nociva y llegan a la superficie terrestre. Son los que provocan el bronceado pero también pueden ser responsables del enrojecimiento de la piel, manchas y de su envejecimiento. Estos rayos mantienen la misma intensidad todo el año, a lo largo de todo el día e incluso en días nublados. Pasan más desapercibidos, pero su flujo es constante.

Ambas radiaciones se consideran igual de nocivas, cada una en su grado, por eso es muy importante tomar las precauciones adecuadas. Cualquiera de los dos tipos de rayos actúan contra la piel, aunque esté ya bronceada. La consecuencia inmediata es que se cuartea y se vuelve áspera y se degrada el colágeno y la elastina. Aparecen arrugas y flacidez y, más adelante, manchas y cambios celulares que predisponen al cáncer.

¿Qué podemos hacer para poder tomar el sol sin miedo?

Lo primero que debemos interiorizar es que necesitamos un producto específico que nos proteja del sol. Skin Essential Protection Day SPF 15, con el principio activo especial y único: Matrigenics 14, es una crema diseñada especialmente para ello, con factor solar 15, que asegura 12 horas de protección. Las exposiciones solares se deben hacer de manera paulatina, empezando el primer día con un máximo de 15 minutos y aumentando 10 minutos cada día. Evitar las horas del mediodía e hidratarse abundantemente son otros consejos que te resultarán de utilidad para disfrutar de los beneficios del sol sin poner en peligro tu salud.

Imagen cortesía David Castillo Dominici en FreeDigitalPhotos.net

DeliciousEmailPrint

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>